Los 10 problemas que un POS soluciona

En la actividad de un comercio físico, se suelen dar una serie de problemas los cuales pueden tener una fácil o difícil solución, depende cómo sean. Siempre decimos que los POS son herramientas de trabajo, pero nunca hacemos hincapié en las soluciones que nos dan. Así que, hoy, vamos a enseñaros los 10 problemas que un POS soluciona, los cuales se suelen dar en el día a día en cualquier establecimiento físico.  

Transacciones

Las transacciones pasan de ser un problema, a una solución. No hay medio real más rápido que un POS para poder realizar transacciones con nuestros clientes, además de que es realmente sencillo y seguro. La tendencia se dirige a que desaparezca el dinero en efectivo, por lo que, en el futuro, un comercio no podrá subsistir sin un buen POS que le ayude.

No tener que preocuparnos por lo que entra y lo que sale de nuestra caja registradora es un puntazo. Este es un problema del que se encargará el POS que hayamos elegido.

Inventario

El inventario puede ser un verdadero quebradero de cabeza ¿Cuántas unidades quedan en stock? ¿Cuántos productos han salido hoy? ¿Necesitaré más unidades para mañana? Estas preguntas son las que se originan en la mente de cualquier propietario de un comercio físico u online. Así que, un POS consigue que no nos tengamos que preocupar por el inventario de nuestro comercio porque él sabe (si hemos introducido bien los datos) lo que queda y lo que necesitamos.

Por ello, decimos que un POS es una herramienta de trabajo que nos ayuda a gestionar nuestro negocio, como, también, a controlarlo.

Clientes

Los clientes se pueden volver un problema cuando no los tenemos fidelizados. Podemos emplear la técnica a la antigua usanza en la que conocemos a todo el que ha venido varias veces. Pero ¿Y si vivimos en una ciudad con millones de personas y es imposible saber las veces que ha venido un cliente a nuestra tienda? Para este menester encontramos los POS.

Fidelizar clientes no va a ser un problema con uno de estos sistemas, ya que podemos saber cuántas veces compra un cliente, gracias a la transmisión de datos de éste.

Análisis

A no ser que seamos muy meticulosos en el funcionamiento de nuestra actividad, no sabremos cuánto facturaremos diariamente, mensualmente, trimestralmente o anualmente. Con un POS podemos recibir informes de análisis de nuestra facturación de forma automática; además, podemos saber qué producto se vende más que otro, o sabemos qué empleado vende más que otro.

Esta función es muy interesante porque nos aporta seguridad, ya que sentimos que controlamos nuestro negocio y que todo va bien. Recordad que todo negocio debe analizar su actividad de forma periódica para tener un control mínimo.

Control de personal

¿Qué ocurre cuando dejamos nuestro negocio en manos de nuestros empleados? ¿Desconfiáis? ¿Estáis nerviosos? Con un POS no hay nada de que temer porque sabremos cuántos clientes han atendido nuestros empleados, cuántos productos han vendido o a qué hora se han vendido. De esta manera, tenemos controlados a nuestros empleados, lo que conlleva a tener controlado nuestro negocio.

También hay que hacer hincapié en la posibilidad de que nuestros empleados cobren a comisión por venta. Gracias al uso de un POS sabremos exactamente lo que ha vendido para darle lo que le pertenece.

Marketing

Me jugaría la mano y no la perdería a que la gran mayoría de los que nos leéis no sabéis cómo emprender una estrategia de marketing en un comercio físico ¿Verdad? No pasa nada porque para este fin existen los POS, aunque no todos, también debemos destacarlo. Por ello, podremos practicar marketing de forma automatizada en nuestro negocio gracias a una de estas herramientas. Eso sí, practicaremos marketing de forma limitada, como es el e-mail marketing.

La función estrella dedicada a este fin, es la del e-mail marketing, la cual trata de fidelizar clientes a base de correos electrónicos.

Sincronización tienda online

¿Qué ocurriría si quisiéramos montar una tienda online y, a su vez, tener un comercio físico unificado? Sería un caos ¿Verdad? Pues ciertos POS como Shopify o Lightspeed ponen esta posibilidad al alcance de nuestra mano porque con ellos podemos tener una tienda física y una tienda online sincronizadas a todos los niveles, inventarios, informes; de todo.

Entiendo que este es un problema que en ciertos comercios no va a tener ningún sentido porque no es viable vender por internet o porque no existe tal intención. Sin embargo, es una funcionalidad que facilita mucho las cosas en caso contrario.

CRM

Con el CRM buscamos satisfacer al consumidor con lo que realmente quiere o busca; se trata de conocerle mejor. En este sentido, podemos centrarnos en almacenar en una base de datos todas las interacciones que tenga nuestro negocio con cierto cliente ¿Para qué? Para conocer sus comportamientos, sus necesidades y, especialmente, para satisfacer sus necesidades de forma más rápida y precisa.

Por ello, tener a nuestra disposición tal aplicación, es todo un lujo porque con ella podremos crecer en nuestro sector porque conoceremos mejor al cliente.

Cupones o promociones

Resulta un poco engorroso y atareado tener que ponerse en rebajas a registrar todo nuestro inventario al 20% ¿No? Más aún, cuando queremos aplicar distintos porcentajes de descuento a productos determinados. Como veis, necesitaremos, como minimo, un día para ello. Sin embargo, existe una funcion que simplifica todo este proceso, la cual se llama cupones de descuento.

De esta manera, tenemos un código al que le damos un valor (20%, 10%, 50%…) y cada vez que lo apliquemos en el checkout, el producto se rebajará automáticamente.

Rapidez

Por último, en todo negocio debemos actuar de forma rápida y precisa, algo que es posible con un POS. Los desarrolladores del software de estos sistemas trabajan mucho para conseguir que dispongamos de una herramienta válida, profesional y rápida. Así que, si no hacemos esperar a los clientes, no los perderemos, ya que son muy poco pacientes, os lo puedo asegurar.